Colegio Oficial de Farmaceúticos de Navarra, ir a la página principal

Acceso colegiados

Usuario:

Contraseña:

Buscador

 

 
 
NOTICIA

Arantza Viamonte, del Centro de Información de Medicamentos del COF Navarra analiza los errores de medicación: Fármacos de uso común, los grandes olvidados en la prevención de errores (14/Septiembre/2010)
Fuente: Correo Farmacéutico

Un 3,5% de los españoles atendidos en primaria se vería afectado por un fallo en el uso de medicamentos. Expertos critican que se minusvalora el papel de la oficina de farmacia e insisten en la necesidad de colaborar entre todos.

Antes que efectivo, el medicamento debe ser seguro. El último número del Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra, publicación del Servicio Navarro de Salud, señala que los errores de medicación en atención primaria (AP) son relativamente frecuentes y que fármacos de uso tan habitual como antiagregantes, diuréticos, AINE y anticoagulantes encabezan la lista de los medicamentos que causan más ingresos hospitalarios entre los prescritos en primaria. Expertos coinciden en que no se puede bajar la guardia con fármacos conocidos, que no están sometidos a los exhaustivos controles de los hospitales y de los medicamentos considerados de alto riesgo, y reconocen que el farmacéutico, en este terreno, está desaprovechado.
De hecho, Arantza Viamonte, del Centro de Información de Medicamentos del Colegio de Farmacéuticos de Navarra, critica que en el citado informe se soslaye por completo su papel en el uso seguro de los fármacos extrahospitalarios. En el artículo se recogen los resultados de los estudios que abordaron la frecuencia de los efectos adversos ligados a la asistencia sanitaria en España. El estudio Eneas, en hospitales, identificó algún efecto adverso ligado a la medicación en el 4 por ciento de los pacientes, de los que más del 30 por ciento podría haberse evitado. El Apeas, en atención primaria (AP), halló un 0,5 de efectos adversos ligados a la farmacoterapia, de los que el 60 por ciento sería evitable. Dada la alta frecuentación de los centros de salud, estos errores de medicación afectarían al año al 3,5 por ciento de los españoles.

¿Cómo reducir más este porcentaje? "Hay que seguir profundizando en la implantación de las medidas ya tomadas", sostiene Ana de Santiago, de la Sociedad Española de Médicos de AP (Semergen). "En el manejo de historias clínicas unificadas para los médicos de AP y especialistas, y en los sistemas de prescripción electrónica validables por todos los médicos que atienden al paciente en todas las comunidades autónomas".

Fernando Palacio, de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), coincide en la necesidad de seguir avanzando por la senda de la comunicación y el acceso a la información entre niveles. Señala que, para la necesaria labor de coordinación de todas las medicaciones de un paciente, "las prescripciones inducidas, no basadas en protocolos, crean serios problemas". En la dispensación, Palacio reconoce que el farmacéutico "puede detectar duplicidades o interacciones", pero advierte de que "la comunicación con el farmacéutico es nula o casi nula".
Precisamente, una de las claves para que exista diálogo es utilizar un lenguaje común, apunta Lola Murillo, de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac), que aboga por hacer partícipe al resto de profesionales sanitarios del Documento del Foro de Atención Farmacéutica, publicado en 2008, y, junto con Viamonte, pide su puesta en práctica. Murillo demanda que el boticario se incorpore a los equipos de salud y se le permita el acceso al diagnóstico y la comunicación con el médico a través de la receta electrónica.

En la farmacia de hospital, aunque más reconocida en este terreno, también "queda camino por recorrer", exponen Ana Ayestarán y Ana Moya, de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria. La seguridad en el uso del medicamento es parte fundamental de su labor, en lo que han contribuido el desarrollo de las nuevas tecnologías, se han elaborado protocolos y guías, se ha incorporado su figura a los equipos multidisciplinares y se ha desarrollado la atención farmacéutica. Esperanza Jiménez, vocal de Hospitales del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, entiende que la farmacia hospitalaria en España puede presumir de su implicación y se enfrenta a nuevos retos gracias a los avances tecnológicos.
LO QUE PIDE EL BOTICARIO

Demandas de Arantza Viamonte y Lola Murillo para impulsar la labor del boticario en la gestión de la seguridad.

- Aumentar la información a la que puede acceder el farmacéutico en la receta electrónica para garantizar una correcta información del medicamento que se dispensa.
- Fomentar la participación del farmacéutico en la gestión de riesgos desde los estudios de grado.
- Generalización de iniciativas como la Red de Farmacias Centinela de la Comunidad de Madrid.
- Insistir en la importancia de la organización interna de la farmacia para evitar errores en la dispensación.
- Insistir en la importancia de la organización interna de la farmacia para evitar errores en la dispensación.
DEMANDAS EN LA FARMACIA DE HOSPITAL

Ana Ayestarán y Ana Moya, de la SEFH, identifican campos de mejora en la seguridad en el uso del medicamento.

- Extension de la receta electrónica en todos los niveles asistenciales y en todo el país.
- Comprobación mediante lecturas de códigos de barras y medicamentos antes de la administración.
- Aplicación de programas de farmacocinética para medicamentos de especial riesgo.
- Desarrollo e incorporación de nuevas tecnologías para compartir registros de la medicación a nivel ambulatorio, hospitalario y con los proveedores sanitarios.
- Implantación de programas de conciliación en todos los niveles asistenciales.

Imprimir Página Actual Enviar noticia a un amigo por E-mail Ver los últimos titulares

 


 
 
Publicidad
Tablon de anuncios
 
 

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra

Navas de Tolosa, 19 bajo, 3º. 31002 Pamplona

info@cof-navarra.com Aviso Legal