Colegio Oficial de Farmaceúticos de Navarra, ir a la página principal

Acceso colegiados

Usuario:

Contraseña:

Buscador

 

 
 
NOTICIA

Ni una planta sin consejo farmacéutico (24/Septiembre/2010)
Fuente: www.correofarmaceutico.com

Un estudio realizado en farmacias de Serbia con 530 pacientes que demandaban productos fitoterápicos para perder peso revela que más del 90 por ciento no pide consejo y desconoce su acción y efectos adversos.

Mª Pilar Ardanaz, del Centro de Información de Medicamentos del COF Navarra, destaca el papel del boticario como profesional del medicamento y educador sanitario para evitar riesgos.

El aumento de peso durante las vacaciones hace que muchas personas recurran a dietas y productos adelgazantes para perder kilos de forma rápida. Esta idea, sumada a la creencia generalizada entre la población de que la fitoterapia no tiene efectos adversos por tratarse de productos naturales, hace que muchos recurran a ellas para adelgazar, haciendo un uso incorrecto.

De hecho, un estudio presentado en el último congreso de la Federación Farmacéutica Internacional, celebrado en Lisboa, Portugal, y realizado en farmacias de Serbia con 530 pacientes que acudían a las boticas en busca de plantas para adelgazar reveló que más del 90 por ciento fue sin consejo de su médico. Además, según explica a CF Lela Savic, farmacéutica y autora del trabajo, "se vio que todos ellos desconocían la acción de los productos que pedían así como sus posibles efectos adversos derivados de una posología incorrecta o de la toma de otros medicamentos".

Como explica la autora, "este dato revela que es necesaria más información para acabar con la idea de que la fitoterapia es natural y no tiene efectos, cuando la realidad es distinta". Y es que "entre las plantas más demandadas por los pacientes estaban la valeriana, que combinada con paracetamol inhibe el efecto de este último, o el ginko, que con anticoagulantes puede producir sangrado". Por tanto, señala, "los riesgos existen". Asimismo, el estudio analizó la dispensación que hacían los farmacéuticos y se vio que en 230 ocasiones dieron los productos sin preguntar acerca de la medicación que usaban los pacientes o sus patologías.

MÁS IMPLICACIÓN EN FITOTERAPIA
Para Rafael García Maldonado, vocal de Oficina de Farmacia del COF de Málaga, "en España son muchos los boticarios que no dan la suficiente importancia a las plantas medicinales al verlas como algo banal, sin peligro y obsoleto, y no ponen interés profesional en su dispensación". Todo ello, apunta, "sumado a los recientes recortes y la falta de personal, hace que se haga un peor servicio, una realidad que debe cambiar porque la gente percibe un trato incorrecto y no regresa a la botica".

Teresa Ortega, vicepresidenta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia, considera que "sí se hace una buena dispensación de fitoterapia para adelgazar en las boticas españolas y hay que insistir en que éste es el único lugar para adquirirlas con garantías". Aun así, señala Mª Pilar Ardanaz, del Centro de Información del Medicamento del COF de Navarra, "no está de más potenciar la faceta del boticario como profesional del medicamento y educador sanitario e insistir en la necesidad de conocer al paciente, sus enfermedades y su medicación antes de dar el producto, para evitar riesgos".

POLIMEDICADOS E HIPERTENSOS
En general, apunta Ardanaz, "todo boticario debería prestar especial atención a los pacientes con problemas tiroideos, diabéticos, cardiópatas y polimedicados, así como a las posibles interacciones con fármacos de estrecho margen terapéutico cuyos efectos adversos pueden implicar mayor gravedad".

Ante productos concretos como las "plantas medicinales saciantes o disminuidoras de la absorción, como el glucomanano o el plantago, ricas en mucílagos, se debe recomendar acompañar su uso con una cantidad importante de agua, para minimizar el riesgo de oclusión intestinal". Asimismo, apunta, "es aconsejable distanciar su administración de la de otros medicamentos para no comprometer su absorción y tener en cuenta que pueden interaccionar con hipoglucemiantes orales disminuyendo su efecto y producir así una hipoglucemia".

Por otra parte, "el contenido en yodo del fucus, otra planta muy usada para adelgazar, puede interferir en tratamientos con hormonas tiroideas y producir alteraciones en la función tiroidea de los pacientes".

Asimismo, comenta, "el té verde, planta termogénica, contiene cafeína, por lo que está contraindicado en personas afectadas por estado de nerviosismo, insomnio o que presenten hipersensibilidad a las bases xánticas".

Otros productos demandados son los que alegan la pérdida de líquido para "un supuesto efecto adelgazante. Éstas son plantas que podrían estar indicadas en algunos casos de sobrepeso, asociado a una retención de líquidos, pero que también tienen sus riesgos", señala. Como explica, estas plantas "contribuyen a la deshidratación y en determinados pacientes, como cardiópatas o hipertensos, puede poner en riesgo su salud por posibles alteraciones en el equilibrio electrolítico".

Imprimir Página Actual Enviar noticia a un amigo por E-mail Ver los últimos titulares

 


 
 
Publicidad
Tablon de anuncios
 
 

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra

Navas de Tolosa, 19 bajo, 3º. 31002 Pamplona

info@cof-navarra.com Aviso Legal