Colegio Oficial de Farmaceúticos de Navarra, ir a la página principal

Acceso colegiados

Usuario:

Contraseña:

Buscador

 

 
 
NOTICIA

Más de dos millones de personas en España padecen el síndrome de las piernas inquietas (24/Septiembre/2013)
La Sociedad Española de Neurología (SEN) recuerda que existen muchos casos sin diagnosticar por desconocimiento, o bien porque se infravaloran los síntomas de la enfermedad

Según datos manejados por la SEN, aproximadamente un 5% de la población española padece el Síndrome de las Piernas Inquietas (SPI), lo que supondría más de 2 millones de personas. De ellos, hasta un 20% sufren una forma grave de la enfermedad. Debido a que el SPI no pone en peligro la vida del paciente, durante años se han infravalorado tanto los síntomas como el impacto que produce en la calidad de vida del enfermo, hasta el punto de que actualmente pueden trascurrir más de 10 años hasta que se realiza un diagnóstico correcto.
El SPI es un trastorno de origen neurológico, que se caracteriza por molestias tales como dolor, quemazón, hormigueo, tirantez….en las piernas -aunque también puede afectar a las manos, al cuello y al tronco- , lo que hace que los pacientes sientan la necesidad incontrolable de moverlas. Estas molestias suelen aparecer en momentos de reposo -principalmente cuando se está sentado o acostado y, sobre todo, por la noche o a última hora de la tarde- y se suelen aliviar al mover las piernas, levantarse o caminar.
Debido a ello, el paciente es incapaz de descansar adecuadamente, sufre de insomnio o se ve privado de horas y calidad de sueño, con las consecuencias que un descanso incorrecto acarrean: falta de concentración durante el día, afectación en su capacidad de trabajo, en su capacidad de participar en actividades sociales y de ocio, así como cambios de humor que repercuten en sus relaciones personales.
Son los pacientes mayores de 50 años los que sufren los síntomas con más frecuencia y durante periodos de tiempo más largos, ya que la severidad del trastorno parece aumentar con la edad. Aunque los pacientes suelen buscar atención médica -generalmente el motivo de consulta suele ser el insomnio- el desconocimiento que existe sobre este trastorno es aún muy notable por parte de muchos especialistas. Las causas que originan el SPI aún no están claras, si bien las últimas investigaciones apuntan bien a un origen genético (es común que exista una historia familiar de SPI) o como consecuencia de padecer anemia, Parkinson, diabetes, insuficiencia renal, o embarazo.
Desde la SEN se aconseja acudir a la consulta del neurólogo si se padecen los siguientes síntomas:
- Necesidad de mover las piernas, generalmente por sentir molestias.
- Inquietud motora en las extremidades inferiores.
- Los síntomas se intensifican durante el reposo y mejoran con el movimiento.
- Aparición o agravamiento de los síntomas por la tarde o noche.
El COF Navarra colabora con la Asociación Española del Síndrome de Piernas Inquietas (AESPI) desde que ésta comenzó a buscar socios en la comunidad foral.


VER NOTICIA COMPLETA 

Imprimir Página Actual Enviar noticia a un amigo por E-mail Ver los últimos titulares

 


 
 
Publicidad
Tablon de anuncios
 
 

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra

Navas de Tolosa, 19 bajo, 3º. 31002 Pamplona

info@cof-navarra.com Aviso Legal