Colegio Oficial de Farmaceúticos de Navarra, ir a la página principal

Acceso colegiados

Usuario:

Contraseña:

Buscador

 

 
 
NOTICIA

Los especialistas destacan el papel de los probióticos en la prevención y tratamiento de la diarrea aguda pediátrica (9/Octubre/2013)
Pediatras, residentes de pediatría y médicos de familia que atienden a población infantil de varias provincias andaluzas se reunieron en la jornada 'Patologías frecuentes y urgencias en pediatría', para hacer una puesta al día sobre los grandes temas en el quehacer diario de los pediatras

En la jornada se abordaron patologías frecuentes en pediatría como la gastroenteritis, el síndrome metabólico y las urgencias pediátricas más frecuentes.

Las gastroenteritis son muy frecuentes en la edad pediátrica, generalmente tienen una etiología viral, y aunque pocas veces resultan peligrosas salvo cuando provocan deshidratación o algunas complicaciones excepcionales, suelen ser muy molestas por sus síntomas: vómitos, diarrea, fiebre y dolor abdominal.

Numerosos estudios han demostrado que los probióticos, concretamente el Lactobacillus GG, son una de las principales medidas terapéuticas y preventivas porque favorecen el restablecimiento del equilibrio de la flora intestinal en estos procesos; por ello, “tienen un extraordinario papel tanto en el tratamiento como en la prevención de los cuadros de diarrea aguda”.

Otro de los temas abordados fue el síndrome metabólico, un trastorno clínico crónico asociado a la obesidad que va progresando durante la infancia y generalmente acaba provocando morbimortalidad en edades posteriores de la vida: diabetes mellitus tipo 2 y eventos cardiovasculares adversos relacionados con la hipertensión y arteriosclerosis.

Otras patologías urgentes de frecuencia variable analizadas fueron las bronquitis y laringitis, las convulsiones, la reanimación cardiopulmonar y el abordaje inicial de las sepsis.

Para los expertos, un aspecto o estado general deteriorados, un nivel de conciencia alterados, las constantes vitales (pulso, frecuencia cardíaca, tensión arterial, frecuencia respiratoria, temperatura, pulsioximetría) anormales, la presencia de convulsiones, la existencia de lesiones cutáneas alarmantes (petequias, equimosis), etc., serían claras señales de alarma que deben tenerse en cuenta a la hora de catalogar la gravedad de la situación clínica de un paciente pediátrico.


VER NOTICIA COMPLETA 

Imprimir Página Actual Enviar noticia a un amigo por E-mail Ver los últimos titulares

 


 
 
Publicidad
Tablon de anuncios
 
 

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra

Navas de Tolosa, 19 bajo, 3º. 31002 Pamplona

info@cof-navarra.com Aviso Legal