Colegio Oficial de Farmaceúticos de Navarra, ir a la página principal

Acceso colegiados

Usuario:

Contraseña:

Buscador

 

 
 
NOTICIA

Abandonar la medicación contra el asma durante el verano incrementa las crisis en otoño (11/Julio/2014)
Expertos recuerdan que si se dan "vacaciones a los medicamentos", manifestaciones del asma como la tos, sibilancias, disnea u opresión en el pecho pueden aparecer después del periodo estival.

El abandono de la medicación contra el asma durante el verano puede aumentar el riesgo de volver a padecer los síntomas de la enfermedad cuando llega el otoño, según los especialistas. Si se dan "vacaciones a los medicamentos", manifestaciones del asma como la tos, sibilancias, disnea u opresión en el pecho pueden aparecer después, por lo que se produce un incremento de hospitalizaciones de los afectados por la patología tras el periodo estival.

Las causas de que los pacientes dejen de tomar los medicamentos son "el periodo de descanso de los síntomas entre las fases críticas de primavera y otoño que suele marcar el verano y la falsa sensación de control de la enfermedad". Podría añadirse otra causa, que no es más que "la propia relajación estival", que puede llevar a los pacientes a relajarse también en el seguimiento del tratamiento prescrito, sobre todo si se encuentran bien.

Aunque en verano los síntomas más frecuentes del asma no suelen aparecer, existen otros riesgos que pueden desencadenar la crisis asmática durante el periodo vacacional, como la humedad en zonas de costa, que incrementa la concentración de ácaros en el aire; el aumento del ozono debido al mayor número de horas de sol; los cambios bruscos de temperatura propiciados por las instalaciones de aire acondicionado que afectan a los bronquios inflamados de los asmáticos; y las tormentas de verano que aumentan la concentración de polen.

Septiembre, en cambio, es el mes con más ataques asmáticos en niños. Un estudio realizado en más de 900.000 niños de edades comprendidas entre los dos y los 15 años ha demostrado que las crisis asmáticas ocurren con el doble de probabilidad en septiembre, cuando vuelven a la escuela, que en agosto. Asimismo, los investigadores han descubierto que en agosto se dispensan menos recetas en las farmacias para medicamentos contra el asma, sin embargo al mes siguiente se duplica la tasa.

Con motivo de la llegada del verano, los expertos han ofrecido una serie de recomendaciones para tratar el asma en esta estación. La primera de ellas es que los pacientes sean informados debidamente sobre los riesgos de suspender la medicación a largo plazo. Por otro lado, se insiste en que "los dispositivos de inhalación más sencillos favorecen la adherencia al tratamiento". Asimismo, se subraya la importancia de tener la medicación en un lugar visible e "integrarla dentro de la rutina diaria".

En caso de viajar en avión, es aconsejable transportar la medicación en el equipaje de mano y llevar la receta o la prescripción médica, aunque se recomienda consultar cada caso con la compañía aérea correspondiente, especialmente si se viaja fuera de la Unión Europea.

VER NOTICIA COMPLETA 

Imprimir Página Actual Enviar noticia a un amigo por E-mail Ver los últimos titulares

 


 
 
Publicidad
Tablon de anuncios
 
 

Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra

Navas de Tolosa, 19 bajo, 3º. 31002 Pamplona

info@cof-navarra.com Aviso Legal